Blog

Hacer lo que nadie quiere hacer

Pr. Daniel González

“El siervo prudente se enseñoreará del hijo que deshonra, y con los hermanos compartirá la herencia”. Proverbios 17.2

Este principio hasta te puede dar ventaja sobre el hijo del dueño, sea por indolente o por tener otra vocación.

Muchos, equivocadamente, razonan de la siguiente forma: “Si el hijo del dueño no se ocupa, yo me ocuparé muchísimo menos”.

En realidad el hecho de que el hijo del dueño no se ocupe es ocasión para que vos te ocupes muchísimo más y puedas, de esta forma, terminar progresando.

Este versículo contiene una tremenda promesa de parte de Dios para nuestra vida y es que terminaremos siendo también herederos.

Entendé que lo que nadie quiere hacer es una oportunidad para progresar, porque cuando hacés lo que nadie quiere hacer no tenés competencia.

Esto se debe traducir en tu trabajo, en tu profesión y en tu negocio, buscando esos nichos de mercado que otros dejan abandonados o descuidados.

Nunca te olvides de ser voluntario para prestar servicios y realizar tareas poco gratas pero que, por lo general, por esta condición, terminan siendo reconocidas y bien remuneradas.

No te olvides que si sos prudente en tu forma de actuar terminarás señoreando y que además esto traerá progreso concreto en aquello en que te desempeñás.

Yo bendigo tu vida con prudencia para que puedas actuar de forma diligente en todo y para que aun seas sorprendido con una herencia que no esperabas.


Tomado de “Principios para el Éxito” – Pr. Daniel González

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

0 0 votos
Calificación del Artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog

0
Por favor déjanos tu comentariox