Lección 1 de 0
En Progreso

Romanos 13

Los cristianos han sido llamados a apartarse del mundo (Jn 15.18; 17.14), pero todavía tienen responsabilidad hacia el Estado. El mejor ciudadano debe ser el cristiano. Aunque la iglesia no debe involucrarse en partidos políticos, los creyentes como individuos ciertamente deben usar los privilegios que Dios les ha dado como ciudadanos, para vigilar que se elijan los mejores líderes y que se emitan las mejores leyes o se apliquen con justicia. Cuando pensamos en líderes piadosos como José, Daniel y Ester que pudieron ejercer ministerios espirituales en gobiernos paganos, podemos ver lo que el Espíritu puede hacer mediante el creyente consagrado. En este capítulo Pablo nos da cuatro motivos para obedecer al gobierno humano.

Comentarios

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros colaboradores para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

 

×