Blog

Diez versículos que nos ayudan a conservar nuestras convicciones

Te invito a leer este Blog completo...

1. A pesar de las pruebas

Por ese motivo padezco estos sufrimientos. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado. (2 Timoteo 1.12)

Pablo estaba sufriendo por causa del evangelio, pero no se avergonzaba de su fe ni de su llamado. Él sabía en quién había creído, es decir, en Jesucristo, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo, el Señor de su vida. 

2. Nadie nos puede separar del amor de Cristo

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. (Romanos 8:38-39 NVI)

Pablo estaba convencido de que nada ni nadie podía separarlo del amor de Dios que es en Cristo Jesús. Él enumeró una serie de cosas que podrían parecer amenazantes o poderosas, pero que no podían romper la relación que tenía con Dios por medio de la fe en Jesús. 

3. Manteniéndonos firmes sin titubear

Mantengamos firme la profesión de nuestra esperanza sin vacilar, porque fiel es Aquel que prometió. (hebreos 10.23) PDT

En la carta dirigida a los cristianos hebreos, el autor los anima a no negociar sus convicciones. Ellos no debían vacilar, es decir, dudar o desviarse de su fe, ante las dificultades o las persecuciones que pudieran enfrentar. Ellos tenían una razón para mantenerse firmes: la fidelidad de Dios. 

4. Hablar con tranquilidad y con la seguridad de que decimos la verdad

sino honren a Cristo como Señor en sus corazones. Estén siempre preparados a responder a todo el que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen, pero háganlo con humildad y respeto. Pórtense de tal modo que tengan tranquila su conciencia, para que los que hablan mal de su buena conducta como creyentes en Cristo, se avergüencen de sus propias palabras. (1 pedro 3.15-16) DHH

El apóstol Pedro en su carta animaba a los cristianos a honrar al Señor con sus palabras. Ellos debían hacerlo con humildad y respeto, es decir, con una actitud de mansedumbre y reverencia, sin arrogancia ni agresividad. Ellos debían portarse de tal modo que tuvieran tranquila su conciencia, es decir, vivir de acuerdo con los principios y los valores del evangelio, sin caer en el pecado ni en el escándalo.

5. Dios nos perfecciona

El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo regrese. De esto estoy seguro. (Filipenses 1.6) NBV

Pablo tenía una confianza plena en la gracia y el poder de Dios, y por eso podía orar con alegría y gratitud por sus hermanos en la fe. Este versículo nos anima a tener la misma convicción que Pablo y a confiar en que Dios terminará la obra que ha comenzado en nosotros.

6. Siendo libres a través de la verdad

Entonces Jesús dijo a los judíos que habían creído en él: «Si ustedes permanecen en mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. (Juan 8:31-32) RVC

Jesús también les decía que conocerían la verdad, es decir, la revelación de Dios y su voluntad para la humanidad, y que la verdad los haría libres, los liberaría del pecado, de la mentira y de la esclavitud. 

7. Mantener nuestro cimiento en Jesús

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. (Colosenses 2:6-7) RVR1960

Pablo también nos dice que debemos andar en Él tal como fuimos instruidos, siguiendo las enseñanzas de los apóstoles y de la Palabra de Dios. Y finalmente, nos dice que debemos andar en Él rebosando de gratitud, es decir, reconociendo todo lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo y alabándolo con nuestros labios y nuestras obras.

8. No dudar de nuestras convicciones

Pero debe pedirle a Dios con fe, sin dudar nada. El que duda es como una ola del mar que el viento se lleva de un lado a otro. No sabe lo que quiere, por lo tanto no debe esperar nada del Señor, pues el que duda es inestable en todo lo que hace. (Santiago 1:6-8) PDT

Santiago nos dice que debemos pedir con fe, sin dudar, con una confianza plena en el carácter y la promesa de Dios, que nos da generosamente y sin reproche. 

9. Recordar que Cristo mora en nosotros

He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí. (Gálatas 2:20) NVI

Pablo nos dice que con Cristo ha sido crucificado, que ha muerto a su vieja naturaleza pecaminosa y a su antigua forma de vivir. Él nos dice que ya no es él el que vive, sino que Cristo vive en él, que ha recibido una nueva vida por el Espíritu Santo que mora en su corazón y que le hace parecerse a Jesús.

10. No avergonzarme de hablar de Jesús, ni del evangelio.

Todo aquel que me reconozca en público aquí en la tierra también lo reconoceré delante de mi Padre en el cielo; pero al que me niegue aquí en la tierra también yo lo negaré delante de mi Padre en el cielo. (Mateo 10:32-33) NTV

Jesús nos dice que a cualquiera que le confiese delante de los hombres, Él también le confesará delante de su Padre que está en los cielos, que reconocerá nuestra relación con Él y nos presentará como sus hijos adoptivos y coherederos de su Reino. Jesús también nos dice que a cualquiera que le niegue delante de los hombres, Él también le negará delante de su Padre que está en los cielos, y que rechazará nuestra comunión con Él y nos excluirá de su gracia y su gloria.

Algunas recomendaciones si eres el primer lector

  • Te invito a experimentar un diálogo con Dios, hablale como un hijo(a), no desistas tu oración e incluye “que sea tu voluntad” dentro de tus palabras. Él estará feliz de escucharte. 
  • Empieza a leer ¡la Bíblia! Es una oportunidad para conocer y escuchar la voz de Dios. Puedes empezar por los evangelios que están en el Nuevo Testamento (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) 
  • Busca un lugar donde aprender más de Dios, busca una iglesia donde asistir. Si no tienes un lugar, te invitamos a Chubut 605, B/Providencia, Córdoba-Arg. O bien, si lees desde otra ciudad o país te invitamos a ver en vivo nuestras reuniones. ¡Tenemos muchos recursos para ti, ingresa a nuestra Comunidad!  

— Si no tienes Bíblia, puedes leerla en línea. Te recomendamos la Youversion.

— Síguenos en nuestro canal de YouTube.

— Participa de nuestra Comunidad Digital.

— Comparte a través de tus Redes Sociales.

Compartir

Otras Publicaciones

Envíanos un Mensaje

Acerca del Autor

Últimos Artículos

Principios para el Éxito
Daniel Gonzalez

Defínete

No hay más Artículos

Déjanos tu Comentario

Comentarios

No te pierdas los otros artículos de nuestro

Blog