Progreso de Lección
0% Completado

Taller: “Jesús en las calles”

Panelista: Lucas Rosales

Las urbes o ciudades son la concentración poblacional más grande de Latinoamérica; el 70% de la población latinoamericana se concentra en las grandes ciudades capitales, por lo que en ellas tenemos una gran cantidad de personas que al igual que en otras partes del mundo, tiene necesidad de escuchar el mensaje de Jesús (Marcos 16:15).

  • ¿Cómo manifestamos a Jesús en las ciudades?
  • Los que me rodean ¿ven a Jesús en mí?

¿Cómo podemos afectar las calles?

1. Intervenciones Urbanas

Distinciones:

  • Siempre ocurren en la vía pública: son intervenciones de momento, por lo que serán hechas de forma rápida y ocasional en la vía pública para atraer a la gente que esté de paso.
  • Pueden ser una o varias en simultaneo
  • Siempre son llamativas: en un primer momento deben captar la atención con rapidez y generar que el espectador se acerque  a mirar.

Tips:

  • Mensaje corto y directo: la atención de la gente se dispersa con facilidad, por lo que una vez captada, el mensaje debe ser claro y rápido, aprovechando el momento.
  • Llevar a reflexionar: entender que las personas están de paso, por lo que lo primordial es que se lleven algo para pensar y reflexionar sobre su relación con Dios.
  • Centrado en Jesús: el mensaje debe comunicar a Jesús de forma simple, no centrarse en el pecado o la obra del diablo; eso puede distraer; sino en Cristo que murió en la cruz. (Romanos 10:17)

Warning:

  • Equipo distraído: todos deben saber cuál es su tarea y cumplirla con excelencia, en paralelo apoyar en oración y atención, buscando el discernimiento de espíritu. Todos deben entender la obra que se está haciendo y valorarla. (Romanos 12:4-8)
  • Rechazo: no todos querrán escuchar el mensaje, por lo que no debemos reaccionar de mala manera (desanimo, enojo, pelea, etc.) frente al rechazo. (1 Pedro 3:9)
  • Buscar la masividad: no siempre se congregarán muchas personas, debemos entender y apuntar a la cantidad que Dios trae y confiar en eso, ya que nuestro objetivo no debe ser el número, sino manifestar a Jesús así venga solo uno.

2. Proyecto Urbano a Corto Plazo

Distinciones:

  • No necesariamente se realizan en la vía pública: la mayoría son asociados a alguna organización que ya tiene un espacio asegurado (comedor, merendero, orfanato, hogar de ancianos, etc.)
  • Frecuencia semanal, mensual o trimestral: fijo y en un plazo estipulado previamente (un año, un semestre, durante el verano, etc.)
  • Evangelismo a través del vínculo: nos damos a conocer de a poco, por lo que se entablan vínculos de confianza con las personas a las que se afecta, el mismo se debe aprovechar para un evangelismo más personal.

Tips:

  • Equipo coordinador fijo: el grupo puede ser cambiante, pero el equipo coordinador de la obra debe ser fijo y tener roles fijos.
  • Ser funcionales a las necesidades del lugar: siempre preguntar a las personas que están a cargo de la obra y observar con interés para saber que se necesita y actuar de acuerdo a eso, sin hacernos los héroes. (Mateo 20:26-27)
  • Comunicación constante con los encargados de la obra: entender que nosotros vamos a servirlos a ellos, y no al revés, por lo que es necesario estar en comunicación constante para saber qué hacer y cómo. (Tito 3:14)

Warning:

  • Falta de continuidad: una vez que se toma un compromiso, se debe cumplir sin excepciones, eso también es testimonio para el lugar. (Santiago 5:12)
  • Rechazo: (Mateo 19:22)
  • Desorganización: (Colosenses 3:23)

3. Proyecto Urbano a Largo Plazo

Distinciones:

  • No necesariamente se realizan en la vía pública: en este punto, ya se cuenta con una organización y espacio propio que responde al nombre del proyecto.  
  • Frecuencia permanente: se genera un vínculo con el entorno y el proyecto pasa a ser un referente de esa micro-sociedad.
  • Evangelismo a través del vínculo: como se entiende que la organización ya es un referente social, el vínculo establecido permite profundizar en aspectos personales de los miembros de la comunidad circundante.

Tips:

  • Apuntar al discipulado: se busca una relación de discipulado y crecimiento espiritual en las personas previamente evangelizadas. (Mateo 28:19-20)
  • Mensaje centrado en Jesús: debemos recordar siempre que lo que hacemos y para quien lo hacemos, es Jesús; esto debemos hacerlo saber a la comunidad. (Tito 3:4-6)
  • Promover el proyecto: a este nivel, se requiere la colaboración e inversión de otras instituciones o personas, para el sostén de la organización. Por lo que es de suma importancia dar a conocer la obra, cómo se realiza y que se hace con las donaciones o fondos recibidos.

Warning:

  • Caer en el asistencialismo: al involucrarnos con una necesidad puntual, es muy probable, que tome protagonismo el ayudar a cubrir la misma. Por lo que siempre hay que examinar las actividades que se realizan, el crecimiento espiritual de la gente y que demanda mayor cantidad de tiempo. Como personas que procuramos manifestar a Jesús, el tiempo que utilizamos para compartir su mensaje y orar por el grupo, siempre debe ser mayor al tiempo dedicado para la administración y organización de las diferentes actividades; cuando esto no es así, nos convertimos en una ONG más. (Juan 6:26-27)
  • No delegar tareas: la falta de trabajo en equipo y confianza, en las diferentes partes que conforman el mismo, provoca desbordes en quienes asumen el liderazgo de la organización. Producto de ello hay agotamiento, cansancio y desorganización. Se debe buscar miembros de confianza que afiancen el quepo y que estén comprometidos para asumir las tareas que se les asignen. (Hechos6:2-4)
  • Falta de comunicación en el equipo: debido al esfuerzo de las actividades la comunicación es uno de los factores que empieza a perder prioridad. Por lo que es necesario hacer pausas ocasionales para revisar entre todos aquellos aspectos a trabajar y corregir, y de ser necesario, reforzar el objetivo.

¿Cómo podemos empezar?

¡Dando el paso!

Si llegaste hasta acá, es porque algo quedó dando vuelta en vos. El objetivo de dar el paso es que puedas primeramente hacer pequeños cambios en tu entorno, modificando conductas que no reflejan a Jesús; en segundo lugar, es tiempo de afectar la iglesia, la célula en la que participas, tu familia y tu trabajo con pequeñas acciones. Te preguntarás: “¿qué acciones?”, escuchá las necesidades, orá por ella, y si está en tus posibilidades, cubrilas. Una de las principales características de Jesús es que no permanecía indiferente ante las situaciones de las personas que lo rodeaban; Él es nuestro ejemplo a seguir, por lo que te animo a imitarlo.

“Este mensaje es digno de confianza, y quiero que lo recalques, para que los que han creído en Dios se empeñen en hacer buenas obras. Esto es excelente y provechoso para todos.” Tito 3:8 (NVI)

Comentarios

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros colaboradores para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

 

×