Progreso de Leccion
0% Completado

Introducción

Estamos en esta serie FIRMES HASTA EL FIN.
– La semana pasada hablamos de Un Misterio Revelado: El Arrebatamiento de la Iglesia.
– Jesucristo es el único que nos mantendrá FIRMES HASTA EL FIN, y pronto nos vendrá a buscar, para recompensarnos y que estemos con Él para siempre.

Esta semana hablaremos sobre: El rol de la nación de Israel en el Plan de Dios.
– El 7 de octubre de este año, un grupo terrorista llamado Hamás lanzó un ataque contra Israel desde la Franja de Gaza.
– Israel respondió a este ataque declarándole la guerra a Hamás.

Al ver esta situación, nos surgen algunas preguntas:
– ¿Por qué necesitamos estar atentos a lo que pasa con Israel?
– ¿Por qué Dios escogió a Israel?
– ¿Por qué Israel sufre persecución y guerras?
– ¿Qué lección podamos aprender como Iglesia?

EL MILAGRO MÁS GRANDE

Dios nos ha venido hablando las últimas semanas sobre ser “Entendidos en los Tiempos”
– No tanto el tiempo cronos (reloj digital), sino más bien el tiempo Kairós:
– Hoy vamos a reflexionar con la Biblia en una mano, y en la otra el reloj de Dios.

Cuando Jesucristo venga a buscar a Su Iglesia, y no estemos más en el mundo, la nación de Israel va a recuperar el protagonismo en los planes de Dios (que hoy por gracia tenemos nosotros).

– Ese protagonismo lo perdieron cuando rechazaron al Mesías en su 1ª Venida.
– Pero cuando Jesucristo venga por 2ª vez = Israel sí lo recibirá como su legítimo Rey.

¿POR QUÉ DIOS ESCOGIÓ A ISRAEL?

1. Para formar la primera nación monoteísta

Génesis 12:1–3 (RVC)

1 Pero el Señor le había dicho a Abram: «Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Yo haré de ti una nación grande. Te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré a los que te maldigan; y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.»

– Dios hizo un pacto con Abram y le prometió que formaría de su descendencia una gran nación.
– También Dios le prometió que iba a bendecir a todos los que los bendijeran, y maldecir a todos los que los maldijeran. (Esta promesa de Dios sigue vigente)
– Y que a través de la nación de Isael serían bendecidas todas las familias de la tierra = aquí estaba hablando de Cristo.
– En un mundo politeísta, Israel sería la primera nación en adorar y dar a conocer al Único Dios verdadero.

2. Para entregarles sus leyes

Dios le entregó a Israel sus leyes:

1. Morales (Éxodo): 10 Mandamientos y demás leyes.

2. Ceremoniales (Levítico): ¿Cómo acercarse a Dios?  

3. Civiles (Deuteronomio): Matrimonio, Familia, relaciones en la sociedad.

3. Para que a través de ellos viniera la Biblia

– Este maravilloso libro, Dios se lo dio a Israel para que se lo comuniquen al mundo.
– La Biblia fue escrita por 40 autores que en su mayoría no se conocieron entre ellos, en un lapso de más de 1.500 años = todos ellos eran judíos.

4. Para que a través de ellos viniera el Mesías

– Dios tenía que escoger a una raza, para que genéticamente viniera el Mesías al mundo.
– Cuando Cristo vino mostró a través de su genealogía que tenía las credenciales necesarias para demostrar que era el Mesías prometido.

5. Para que se cumplieran las profecías Bíblicas

Cuando hablamos de profecías Bíblicas = hablamos del tiempo Kairós de Dios (reloj de arena)
– Podemos tener todo el conocimiento Bíblico, pero sin la revelación del Espíritu Santo es pura religión.

ENTENDIDOS EN LOS TIEMPOS

La Biblia nos cuenta en el A.T. que la nación de Israel pecó y se alejaron de Dios.

El reino se dividió.

– El reino del norte (Israel) fue llevado cautivo por los Asirios (721 a.C.)
– El reino del sur (Judá) fue llevado cautivo por los Babilonios (586 a.C.)

Luego de 70 años de cautiverio, Daniel leyó el libro del profeta Jeremías, y entendió que el tiempo del cautiverio para la nación de Judá había llegado a su fin. 

– Daniel tenía el conocimiento de las Escrituras. Pero ese día recibió revelación del Espíritu Santo de que estaba por cumplirse esa profecía (Tiempo Kairós)
– Daniel se puso a ayunar y orar para que se cumpliera la palabra profética.
– Entonces Dios envió al ángel Gabriel (Mensajero de Dios) para decirle a Daniel…

Daniel 9:23 (NTV – RVC)

23 En cuanto comenzaste a orar, se dio una orden, y yo he venido a explicarte todo, porque Dios te ama mucho. Así que entiende la orden y la visión.

– ¿Qué habría pasado si Daniel no comenzaba a orar? ¿Se habría dado la orden celestial?
– Daniel sabía que había llegado el fin de una etapa, pero quería saber cómo sería la próxima: ¿Volverían a su tierra? ¿Se establecería el Reino de Dios?

Daniel 9:24 (RVC)

24 Se ha concedido a tu pueblo y a la santa ciudad un plazo de setenta semanas para poner fin a sus pecados y transgresiones, para que expíen su iniquidad y establezcan la justicia de manera perdurable, y para que sellen la visión y la profecía, y unjan al Santo de los santos.

– “Se ha concedido a tu pueblo y a la santa ciudad un plazo de setenta semanas”
– “Semana” profética = conjunto de 7 años (no días).
– 70 x 7 = 490 años.
– Para poner fin a sus pecados y transgresiones…
– “Y unjan al Santo de los santos.” (Israel reconozca a Su Rey)

Daniel 9:25 (RVC)

25 Desde que se emitió la orden para restaurar y edificar a Jerusalén, y hasta que llegue el Mesías Príncipe, transcurrirán siete semanas, y sesenta y dos semanas más…

“Desde que se emitió la orden para restaurar y edificar a Jerusalén”

– El rey Artajerjes de Persia decretó que Nehemías podía volver a Jerusalén y reconstruir la ciudad (445 a.C.)
– “hasta que llegue el Mesías Príncipe, transcurrirán siete semanas, y sesenta y dos semanas más”
– 7 + 62 = 69 “semanas” (de 7 años)
– 69 x 7 = 483 años
– Desde el decreto de reconstrucción de Jerusalén, pasaron 483 hasta que llegó el Mesías Príncipe.
– Según los eruditos, esta profecía se cumplió con exactitud un día muy especial = el Domingo de Ramos

– Ese día, un grupo de entendidos lo recibieron diciendo: “Hosana al hijo de David”, “Bendito el que viene en nombre del Señor”.
– Pero la mayoría no lo recibieron, y lo rechazaron como Su Mesías.

Daniel 9:26a (RVC)
Después se le quitará la vida al Mesías.
– Esto se cumplió en la Pascua, cuando Jesucristo entregó su vida en la cruz, por los pecados de toda la humanidad.

Daniel 9:26b (RVC)
Y el pueblo de un príncipe que está por venir destruirá la ciudad y el santuario.
– Esto se cumplió en el año 70 d.C., tal como Jesús también lo profetizó el mismo Domingo de Ramos.
– Ese día, al ver la ciudad de Jerusalén, Jesús lloró…

Lucas 19:42–44 (RVC)

42 y dijo: «¡Cómo quisiera que hoy supieras lo que te puede traer paz! Pero eso ahora está oculto a tus ojos. 43 Porque van a venir sobre ti días, cuando tus enemigos levantarán un cerco a tu alrededor, y te sitiarán. 44 Y te destruirán por completo, a ti y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no reconociste el tiempo en que Dios vino a salvarte

– En el año 70, el general Tito del imperio romano, vino a Jerusalén a sofocar una revuelta de los judíos.
– Destruyeron la ciudad y derribaron el Templo.
– Se inició la diáspora = los judíos fueron dispersados por todo el mundo.

– Cuando Israel rechazó al Mesías = el reloj profético de Dios con Israel se detuvo.
– Jesucristo resucitó, regresó al Cielo, y envió al Espíritu Santo en Pentecostés = nació la Iglesia.
– Ahora estamos en la era de la gracia, y el protagonismo en los planes de Dios lo tiene la Iglesia.
– Este paréntesis se cerrará cuando la Iglesia sea arrebatada y se manifieste el Anticristo.
– Ahí el reloj profético de Israel volverá a avanzar para dar inicio a la última semana de la profecía de Daniel = Tribulación.

EL MILAGRO MÁS GRANDE

El título de este mensaje es “EL MILAGRO MÁS GRANDE”.

– Si yo les preguntara: ¿Cuál es el Milagro más Grande de todos?
– ¿Cuál es el Milagro que es tan evidente, que todos pueden ver, y nadie puede negar?
– Hasta los tiempos Bíblicos el Milagro más grande que Dios había hecho = Abrir el mar Rojo para sacarlos de la esclavitud de Egipto.
– Sin embargo, se profetizó en la Biblia que ese gran milagro no tendría comparación con otro milagro aún mayor que Dios haría en el futuro.

Jeremías 23:7–8 (RVC)

7 Vienen días en que no volverá a decirse: “Viva el Señor, que sacó de la tierra de Egipto a los hijos de Israel8 sino que se dirá: “Viva el Señor, que sacó de la tierra del norte a los descendientes de la casa de Israel, y los trajo de todos los países por donde los había dispersado, para que habiten en su propia tierra.”»

– Esta profecía se empezó a cumplir el 14 de mayo de 1948, cuando se creó el estado de Israel, y ellos oficialmente regresaron a la Tierra Prometida.
– Por eso El Milagro Más Grande es la existencia de Israel.

Para que este Gran Milagro ocurriera, Dios tuvo que permitir que se acomodaran muchas otras circunstancias:

1. El imperio Otomano fue derrotado en la 1ª Guerra Mundial.

Desde 1517 hasta 1917 (400 años), el Medio Oriente estuvo bajo el control del Imperio Otomano.

Este dominio terminó cuando fueron derrotados en la 1ª Guerra Mundial.

2. Dios preservó a Israel del genocidio Nazi

– Durante la Segunda Guerra Mundial, Adolfo Hitler llevó a cabo del holocausto, asesinando a más de 6 millones de judíos.
– ¿Por qué Hitler, que tenía la guerra contra Rusia, Inglaterra, Francia, EE.UU. y Canadá… dejó esa prioridad y se enfocó en exterminar a Israel?
– Una nación que no tenía territorio, ni ejército, ni nada especial.
– ¿Quién motivó a Hitler para hacer eso? = Satanás.
– Pero Dios protegió a Su pueblo, y los libró del exterminio.

Pero Dios protegió a Su pueblo, y los libró del exterminio.

Isaías 31:5 (RVC)

“El Señor de los ejércitos protegerá a Jerusalén como protegen las aves a sus polluelos: la librará, la preservará y la salvará.”

– Si la 1ª Guerra Mundial liberó la tierra de Israel del imperio Otomano.
– La 2ª Guerra Mundial preparó a los judíos para regresar a su tierra.

3. Surgieron los Estados Árabes

– Al dividirse el Imperio Otomano en diferentes zonas geográficas, permitió el establecimiento de los nuevos estados árabes y de la nación de Israel. (6_Mapa estados árabes)
– En menos de 30 años del siglo XX se independizaron y formaron las naciones que actualmente ocupan el Medio Oriente.

Amós 9:14–15 (NTV)

14 Traeré a mi pueblo Israel de su cautiverio en tierras lejanas; reedificarán sus ciudades que están en ruinas y nuevamente vivirán en ellas. Plantarán viñedos y huertos, comerán sus cosechas y beberán su vino. 15 Los plantaré firmemente allí en su propia tierra. Nunca más serán desarraigados de la tierra que yo les di», dice el Señor tu Dios.

4. Nació el Estado de Israel

– El 14 de mayo de 1948 nació el Estado de Israel. ¡En un solo día! Tal como estaba profetizado en la Palabra.

Isaías 66:8 (RVC)

8 ¿Quién supo de algo semejante? ¿Quién vio alguna vez tal cosa? ¿Puede un país concebirse en un solo día? ¿Acaso una nación puede nacer de repente? ¡Pues Sión dio a luz sus hijos cuando apenas comenzaban sus dolores!

– El 14 de mayo de 1948 nació el Estado de Israel, y proclamaron su independencia.
– Al día siguiente los 5 países árabes vecinos declararon la guerra al Estado de Israel y trataron de invadirlo.
– Luego vinieron otras guerras: Sinaí (1956), Seis Días (1967), Yom Kipur (1973)
– Todas estas guerras las ganó Israel.

Preguntas:

– ¿Cómo puede ser que un país tan pequeño (400 x 100 km), siendo numéricamente inferiores, rodeados de enemigos, una y otra vez hayan vencido?
– ¿Cómo puede ser que tengan un ejército tan poderoso en armamento y recursos humanos?
– Cómo explicar todo esto sin llegar a la conclusión de que Dios sigue protegiendo a Su pueblo.
– Israel es indestructible. Es una nación escogida por Dios. No porque sean mejores, sino porque son la evidencia más grande de que Dios existe.

Cómo explicar todo esto sin llegar a la conclusión de que Dios sigue protegiendo a Su pueblo.

– Israel es indestructible. Es una nación escogida por Dios. No porque sean mejores, sino porque son la evidencia más grande de que Dios existe.

Zacarías 12:2–3 (TLA)

Cuando las naciones vecinas quieran atacar a Jerusalén y a las ciudades de Judá, yo las haré fracasar. Todas las naciones se unirán para acabar con Jerusalén. Pero yo haré que Jerusalén sea como una piedra enorme; ¡todo el que trate de moverla será aplastado por ella!

– Hoy Israel está en guerra, y seguirá así hasta que nos vayamos y se manifieste el Anticristo.

– Pero Dios nos pide en Su Palabra que oremos por la Paz de Israel.

Porque Dios los ama, como también ama a los palestinos y al resto del mundo (Juan 3:16)

¿POR QUÉ NECESITAMOS ESTAR ATENTOS A LO QUE PASA CON ISRAEL?

Israel y la Iglesia de Jesucristo son dos entidades diferentes.

– Ni la Iglesia ha reemplazado a Israel en los planes de Dios.

– Ni tenemos que hacernos judíos para ser salvos.

Pero sí podemos aprender de sus aciertos y sus errores, porque no somos mejores que ellos (Sólo por gracia hoy somos el pueblo de Dios).

ISRAELIGLESIA
– 1) Judíos Nominales (Laicos)
– 2) Judíos Ortodoxos (Religiosos – Fariseos)
– 3)Judíos Mesiánicos
– 1) Cristianos Nominales
– 2) Cristianos Religiosos
– 3) Cristianos Verdaderos  

Necesitamos estar atentos a lo que pasa con Israel, para discernir los Tiempos de Dios.

¿QUÉ LECCIÓN PODEMOS APRENDER COMO IGLESIA?

Dios estableció para la nación de Israel determinadas Fiestas, que forman parte del Calendario Bíblico.

– Divididas en dos grupos (primavera y otoño), las cuales corresponden a la 1ª y la 2ª venida de Jesucristo.

FIESTAS DE PRIMAVERA (1ª Venida de Cristo)FIESTAS DE OTOÑO (2ª Venida de Cristo)
– 1) Pascua: Crucifixión de Jesús
– 2) Panes sin Levadura: Perdón de pecados.
– 3) Primeros Frutos: Resurrección de Cristo.
– 4) Pentecostés: Nacimiento de la Iglesia.   
– 5) Trompetas: Arrebatamiento de la Iglesia
– 6) Día de Expiación: Luego de la Tribulación, el
remanente de Israel reconocerá a Jesús como su Mesías.  
– 7) Tabernáculos: Moraremos con Cristo para
siempre en la Nueva Jerusalén.

Proféticamente hoy nos estamos preparando para la celebración de la Fiesta de las Trompetas.

1 Tesalonicenses 4:16–17 (RVC)

16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros, los que aún vivamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para recibir en el aire al Señor, y así estaremos con el Señor siempre. Como Iglesia nos estamos preparando para el Arrebatamiento, en que sonará la trompeta de Dios y nos iremos con el Señor

CONCLUSIÓN

EL MILAGRO MAS GRANDE es la existencia de Israel, y es el testimonio más fuerte hacia el mundo de que Dios existe y que protege a Su pueblo.

Israel: Llegará el día en que reconocerán a Cristo como su Rey y Mesías.

Resto del Mundo: tendrán que elegir entre seguir persiguiendo y atacando a Israel, o reconocer que Dios defiende a Su pueblo.

Si Dios sigue protegiendo a Israel: ¿Qué te hace dudar querida Iglesia de que también te cuidará y protegerá a vos también?

¿Qué decisión vas a tomar con Jesús?

– ¿Lo vas a rechazar como hicieron la mayoría de los judíos?

– ¿Lo vas a ignorar como hace el resto del mundo?

– ¿O lo vas a recibir como tu Señor y Salvador?

La semana pasada hablamos sobre el Arrebatamiento de la Iglesia.

– Si el Señor viniera hoy a buscar a Su Iglesia: ¿Estás seguro que te irías con Él?

– Si la respuesta es no… hoy podés recibirlo con una oración.

Iglesia: Este es un tiempo de definición. (No estamos jugando a la religión).   

– El Señor nos está convocando a Su Presencia (ayuno y oración)

– Está llamando a los apartados, los que no se están congregando.  

– La Trompeta del E.S. anuncia: Tiempo de arrepentimiento y santificación. 

– Porque pronto vendrá el Señor a buscarnos, y tenemos que estar listos.

Como Daniel debemos ser “Entendidos en los Tiempos de Dios”. Con el CONOCIMIENTO de la Palabra, y la REVELACIÓN del Espíritu Santo.

Daniel 9:4-5, 8-15, 18-19 (paráfrasis)

“Señor, Dios grande y digno de ser temido, que cumples tu pacto y tu misericordia con los que te aman y cumplen tus mandamientos: Hemos pecado, hemos hecho lo malo, hemos sido impíos y rebeldes. ¡Nos hemos apartado de tus leyes y mandamientos!

Señor, nuestra es la vergüenza, y de nuestros antepasados, porque todos hemos pecado contra ti.

Pero Tú, Señor y Dios nuestro, eres un Dios misericordioso, que sabe perdonar, a pesar de que nos hemos rebelado contra ti, y no hemos obedecido tu voz. ¡No hemos obedecido las leyes que Tú, Señor y Dios nuestro, nos diste en tu Palabra! Y Tú has cumplido tus advertencias contra nosotros, y contra nuestros gobernantes.

Todo este mal nos ha sobrevenido tal y como está escrito en tu ley. No hemos implorado tu favor, Señor y Dios nuestro. No nos apartamos de la maldad ni entendimos tu verdad.

Por eso Tú, Señor, observaste nuestra maldad y la hiciste volverse contra nosotros. Porque Tú, Señor y Dios nuestro, eres justo en todo lo que haces, y nosotros no obedecimos tu voz.

¡Inclina, Dios mío, tu oído, y escúchanos! ¡Abre tus ojos, y mira nuestra desesperación! ¡A ti elevamos nuestros ruegos, no porque confiemos en nuestra justicia sino porque confiamos en tu gran misericordia!

¡Señor, óyenos y perdónanos! ¡Presta atención, Señor, y actúa! Por amor a ti mismo, Dios mío, ¡no tardes!, porque tu nombre es invocado en esta ciudad y en nuestra nación.”

Comentarios

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros colaboradores para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

 

×