Lección 3 de 5
En Progreso

2) La Espiritualidad del Líder

Introducción

  • Los que tenemos personas a cargo, somos líderes.
  • Las personas que tenemos a cargo, son ovejas del Señor (no son nuestras).
  • La espiritualidad del Pastor, del Líder, del Obrero, será la espiritualidad de los que están con él.
    • Si el Obrero crece, crecerán los demás.
    • Si el Pastor crece en espiritualidad, crecerá la congregación también.
    • Los líderes tenemos que crecer espiritualmente.

(Nota: Este material está inspirado en una reciente predicación del Pr Víctor Rodríguez de la iglesia Comunidad Cristiana de Rosario, en un retiro de Pastores y Líderes)

Siguiendo la Nube de Gloria

El día que el tabernáculo fue levantado, la nube cubrió el tabernáculo sobre la tienda del testimonio. La nube lo cubría de día, y de noche la apariencia de fuego. Al mandato del Señor los hijos de Israel partían, y al mandato del Señor acampaban. Y cuando la nube se detenía ellos se detenían.  Y cuando a la mañana la nube se levantaba, ellos partían. Si dos días, o un mes, o un año, mientras la nube se detenía sobre el tabernáculo permaneciendo sobre él, los hijos de Israel seguían acampados, y no se movían; mas cuando ella se alzaba, ellos partían. 23 Al mandato del Señor acampaban, y al mandato del Señor partían, como lo había dicho por medio de Moisés. (Números 9:15–23)

  • El tabernáculo era un lugar sagrado para los hijos de Israel.
    • Tenía 3 partes: atrio o patio exterior, lugar santo y lugar santísimo.
    • Nosotros tenemos 3 partes: cuerpo, alma y espíritu.
  • La columna de nube por el día y la columna de fuego por la noche, representaba la presencia de Dios guiando al pueblo en el desierto.
    • La nube pudiera representar nuestros tiempos de oración delante de Dios.
    • La nube y el fuego era constante = así debe ser nuestra oración: “constante”
  • Cuando se alzaba la nube del tabernáculo, los hijos de Israel partían a cosas nuevas.
    • La vida de oración nos lleva a cosas nuevas en Dios. 
    • El que pone las cosas nuevas no somos nosotros, es Dios.
  • V. 23: Al mandato del Señor acampaban, y al mandato del Señor partían.
    • Acampar y partir: Nunca estaremos estancados en la vida espiritual, si tenemos una saludable vida de oración. 
    • Cuando tengamos que acampar, no partamos. Y cuando tengamos que partir, no acampemos.

¿Qué significa este “acampar y partir” para los que somos Líderes y Obreros?

  • Obediencia: Acampar y salir. No al revés. 
  • La oración nos lleva a la obediencia.
  • Si tenemos que enseñarle algo a un discípulo, enseñémosle a orar.
  • Es la práctica principal que Jesús enseñó a sus discípulos: la oración.
  • Cada uno demostrará cuánto tiempo vale la oración, por el tiempo que le dedicamos.

“A la obra no somos llamados, a la obra somos enviados. El llamamiento es a estar con Jesús.” (Víctor Rodríguez)

  • Estar CON Él.
  • La vida de oración del Obrero es la vitalidad que tendrá en la Obra.
  • No hay otra manera de aprender a orar, que orando. 
  • A mayor esfuerzo en la oración, menor esfuerzo en la obra.

La prioridad de la Oración en el A.T.

  • Moisés, Elías, Daniel, fueron hombres de oración y Dios los usó extraordinariamente.
  • A lo largo de la historia, los hombres y mujeres que Dios ha usado poderosamente, han sido personas de oración.

La prioridad de la Oración y la Palabra en el N.T.

Cuando los apóstoles propusieron elegir a los diáconos, para que les ayudaran en la Obra de Ministerio, dejaron bien en claro cuáles eran sus prioridades.

“Y nosotros persistiremos en la Oración y en el ministerio de la Palabra.” (Hechos 6:4)

  • Los apóstoles dieron importancia a la Oración y a la Palabra.
    • Firmes en la palabra, perseverantes en la oración.
  • Hablamos con Dios por medio de la oración y Él nos responde por medio de Su palabra.
    • La oración sola, puede hacernos místicos. La Palabra sola mata. 
    • La oración y la Palabra son como las dos alas de un águila, no remontan a las alturas divinas.

El Espíritu Santo se mueve en función de la oración.

  • No va a haber movimiento del Espíritu Santo sin oración.
    • Spurgeon decía: “La oración es el delgado nervio que mueve las manos de Omnipotencia.”
  • Orar de todas las maneras posibles: Con el entendimiento, lenguas, parados, sentados, arrodillados, postrados, caminando. De todas las maneras, en todos los lugares, y en cada situación.
  • Orar en el Espíritu significa que no esperar hasta que tenga el deseo de orar. (Hacerlo aunque no tengamos ganas de orar, en todo tiempo) dándole ordenes al cuerpo.

El Líder y Obrero debe tener como prioridad la oración. 

  • Cada vez que oramos hay tres personas involucradas:
  • Dios
  • La persona que ora
  • El Diablo
    • No tenemos lucha contra sangre ni carne. No podemos ir contra el Diablo con la carne, pero sí con la oración. No puede estar Satanás donde hay gente que ora.
  • Sólo es posible mover el corazón de las personas con la Palabra y la Oración.
    • Si las personas “no entienden”, “no quieren” = ponerlo en oración. 

La Oración tiene que ver con nuevos deseos

  • Cuando oras el Espíritu Santo te pone nuevos deseos (que antes no los tenías) y vienen luego de la vida de oración. 
  • La persona que no ora tiene sólo deseos de este mundo. 

1) Deseo de ser santo en vez de ser feliz

  • Antes buscaba los placeres, ahora lo busco a Él.

2) Que Dios se lleve la gloria, aunque me toque perder

  • Esta es una decisión antes que se presenten las circunstancias. Daniel y sus amigos.

3) Llevar la cruz

  • “Tome su cruz” 
  • ¿Cuál es la verdadera cruz? = la adversidad, cuando viene por obedecer al Señor. 
  • La cruz no es tu pariente, ni el hermano que tenés al lado. 
  • La verdadera cruz es cuando padeces por obedecer al Señor. 

4) Deseo de amar los mandamientos del Señor

  • Cuando entras en la vida de oración = amas los mandamientos del Señor.
  • “Estas bendiciones tuve, porque guardé Tus mandamientos.” Salmo 119:56
  • El Pastor Víctor Rodríguez decía: “He visto muchas Biblias con las promesas subrayadas, pero ninguna con los mandamientos subrayados.”
  • Cuando oramos los mandamientos no son gravosos.

5) Deseo de estar bajo autoridad

  • Por lo general las personas que oran poco, no les gusta estar bajo autoridad.
  • Pero cuando uno tiene esta vida de oración, tiene temor de Dios y quiere moverse bajo autoridad.
  • 5 señales para ver si Dios está en la decisión que estamos tomando
    • ¿Esta decisión está conforme a la Palabra de Dios?
    • ¿Esta decisión me trae paz?
    • ¿Tengo el “amén” del Cuerpo de Cristo?
    • ¿Las circunstancias aprueban esto? 
    • ¿Es el tiempo?
  • Las personas que oran quieren estar bajo autoridad, y no ser independientes.Si sos “independiente”, las personas que están con vos van a ser como vos = independientes.
  • Yo quiero que las personas que estén conmigo sean personas que amen estar bajo autoridad (esto te lo da la vida de oración).

6) Deseo estimar a los demás como superiores a mí

  • La persona que no ora: “¿Qué se cree este?”

7) Cuando estamos bajo la nube de nuestra oración, deseamos llevar frutos para Dios.

  • Fruto del Espíritu: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza.
  • Fruto de gente que se convierte al Señor. Con la vida de oración viene un vivo deseo que muchos le conozcan.

El ejemplo de Jesús

  • Oración a solas. 
  • Oración con humildad. 
  • Oración como Hijo. 
  • Oración Perseverante. 
  • Oración de aceptación.

Conclusión

  • Padre Santo te rogamos que nos des espíritu de oración. 
  • Recibimos la gracia de un Espíritu de Oración para estar en permanente comunión con vos.
  • ¡Amén!

Comentarios

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros colaboradores para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

 

×