Progreso de Lección
0% Completado

INTRODUCCIÓN

Hoy estamos en el día 15 de estos 40 días de la Campaña de Ayuno y oración y renovación personal “Cielos Abiertos”.

Hemos aprendimos que: La obediencia es la llave que abre los cielos. Obedecer a Dios trae bendición a nuestras vidas y podemos experimentar el poder de Dios.

También aprendimos que: La fe es el motor que nos impulsa a avanzar hacia el llamado de Dios. Un llamado a ser sus representantes en las distintas esferas de la sociedad, los “Montes de Influencia”: Familia, Escuela, Empresa, Gobierno, Medios de Comunicación, Cultura, Iglesia.

En la página 28 del libro dice: Los cielos abiertos significan básicamente la acción del Espíritu Santo en el ámbito de la realidad humana, ante la presencia de la fe y la obediencia de la Iglesia a la voluntad de Dios.

¿Cuál es esta voluntad de Dios para la Iglesia? ¿Qué está esperando Dios que sus hijos hagamos?

Él quiere que seamos una IGLESIA APOSTÓLICA

Cuando era niño mis padres habían comprado 2 terrenos en las Sierras Chicas. Así que nuestras vacaciones eran en ese lugar. Y como no había en ese momento nada construido, íbamos en carpa, con la particularidad que no llegaba hasta ese lugar la electricidad, era en el medio del campo. El almacén más cercano estaba a 5 km a pie, así que había que llevar provisiones para varios días, incluida la carne, pero no había heladera. Recuerdo que mi mama tenía unos estantes unidos con unas sogas cubiertos con tela mosquitera colgado de un árbol, y ahí colocaba la carne cubierta de SAL para poder conservarla un par de días. El lugar era hermoso, pero cuando se escondía el sol, se ponía todo oscuro; cuando ya no veíamos nada, mi papá prendía el SOL DE NOCHE y la LUZ que irradiaba disipaba la oscuridad.

La SAL cumple la función de PRESERVAR y la LUZ de disipar las TINIEBLAS.

Ustedes son la sal de la tierra, pero si la sal pierde su sabor, ¿cómo podría volver a ser salada? Ya no sirve para nada sino para ser tirada y pisada por la gente. (Mateo 5:13-14 PDT)

Ustedes son la luz que alumbra al mundo. Una ciudad que está en un monte no se puede esconder.

La voluntad de Dios es que como Iglesia seamos la SAL para preservar esta sociedad que se está corrompida por el pecado, y que seamos la LUZ para alumbrar en medio de tanta oscuridad.

Jesús antes de ascender al cielo encargo a los 12 apóstoles que fueran los encargados de abrir los cielos en su generación predicando el Evangelio.

Es necesario saber que la palabra apóstol en griego significa “enviado”. Así que cuando hablamos de “La Iglesia Apostólica” estamos hablando de la Iglesia que ha sido enviada por Dios a llevar el Evangelio a cada uno de los “Montes de Influencia” con el fin de multiplicar su presencia y propagar su mensaje.

HAY UNA MISION (La misión apostólica)

Cierto día, Jesús reunió a sus doce discípulos y les dio poder y autoridad para expulsar a todos los demonios y sanar enfermedades. (Lucas 9:1-2 NTV)

Luego los envió para que anunciaran a todos acerca del reino de Dios y sanaran a los enfermos.

La misión que Jesús nos ha confiado está compuesta de 3 acciones concretas:

  • Proclamar el Evangelio del Reino.
  • Sanar a los enfermos.
  • Echar fuera demonios.

Jesús nos llena de su autoridad y del poder del Espíritu Santo, y luego nos envía.

Debemos predicar el Evangelio, cuyo mensaje es Jesús mismo.

 Pero ¿cómo van a confiar en el Señor si no han oído hablar de él? ¿Y cómo van a oír de él si no hay quien les cuente el mensaje? 15 ¿Y cómo van a contar el mensaje si no hay quien los envíe? Como está escrito: «¡Son tan hermosos los pies de los que anuncian las buenas noticias!» (Romanos 10:14-15 14)

Si no predicamos a Cristo es imposible que alguien pueda oír de Él y tener fe.

Nuestro trabajo es llevar el Evangelio a los oídos, y Dios lo llevará de los oídos a los corazones.

Martin Lutero

Así que la Evangelización personal depende de cada creyente lleno del Espíritu Santo, que asuma la responsabilidad de cumplir la misión, como enviado del Señor para proclamar el Evangelio.

Todos los que nos rodean tienen que saber que somos cristianos; porque una luz no debe ser escondida sino que tiene que ponerse en alto para alumbrar.

El mensaje es el Evangelio del Reino, de Cristo. El contenido de este mensaje tiene que ver con los hechos redentores de Dios a través de Cristo Jesús: nacimiento, vida, ministerio de poder, muerte, resurrección, ascensión y promesa de retorno en gloria. Es contar lo que Él hizo para ser el Salvador.

Jesús indica: Mateo 10:7-8 Donde quiera que vayan, prediquen este mensaje: El Reino de los cielos está cerca. Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente.

El Evangelio es poder de Dios para la salvación total del ser humano (cuerpo, alma y espíritu), y a donde vaya lo tengo que predicar.

TODOS SOMOS ENVIADOS

Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas de esa región, enseñando en las sinagogas y anunciando la Buena Noticia acerca del reino; y sanaba toda clase de enfermedades y dolencias. (Mateo 9:35-38 NTV )

Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor.

A sus discípulos les dijo: «La cosecha es grande, pero los obreros son pocos.

Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos»

Necesidad y misión van de la mano. El objetivo de la misión es llenar la necesidad de un mundo en tinieblas.

Todos somos llamados por Dios a asociarnos con Él en la redención de este mundo. Jesús se conmocionó profundamente por la condición de la gente. Al igual que Jesús debemos conmocionarnos ante la necesidad de las personas.

Cada uno de los que somos hijos de Dios, hemos sido enviados a conquistar por lo menos uno de los “Montes de Influencia”. ¿A cuál te ha enviado a vos? Familia, Escuela, Empresa, Gobierno, Medios de Comunicación, Cultura, Iglesia

CELEBREMOS LA MISIÓN CUMPLIDA

“¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu Señor!” (Mateo 25:23 )

¡¡Hoy celebremos los frutos que hemos alcanzado!!

Enumerar acciones de hermanos y misioneros que están llevando el Reino de Dios al lugar donde el Señor los envió.

  • Jose que tenia sueños de grandeza y sus hermanos lo vendieron como esclavo, pero el llevo el Reino de Dios a ese lugar y su amo lo puso a cargo de todo en su casa. Lo acusaron falsamente y lo metieron en la cárcel, y ahí también abrió los cielos y lo pusieron a cargo de todos los presos y por revelar un sueño a un preso, termino en el palacio como segundo del Faraón.
  • Una muchacha hebrea sirvienta (esclava) de Naaman jefe del ejercito de Siria, abre su boca dando testimonio del poder de Dios, y Naaman que tenia lepra fue sanado.
  • Gabriela de Iaconetti. Película Sonidos de libertad. ONG que rescata niños y mujeres de la trata de personas y explotación sexual. La llamaron para ayudar en la restauración de estas mujeres y niños.
  • Pablo que comparte la palabra de Dios con las personas que tiene a cargo en su trabajo, mas de 300 y esta abriendo los cielos en esa Empresa.
  • Fabian que trabaja a la par de un Intendente de una localidad cercana a Córdoba, también declarando que Dios va con él, y Dios se mueve en favor del municipio.
  • Cuando yo entendí esto, empecé a hablarles del Señor a los muchachos que trabajaban conmigo en la construcción, y hoy 2 de ellos junto con sus esposas he hijos son fieles al Señor.
  • Silvano y su familia Dios los movió a Bilbao España, y están plantando iglesias, actualmente pastoreando 2 iglesias en distintas ciudades.
  • Al igual que el matrimonio Di Giovanna pastoreando dos iglesias al sur de Bs.As. conquistando los montes de la Escuela y Gobierno.

Pero no nos conformemos con lo logrado, porque Dios nos continúa dando su autoridad y poder para seguir llenando con el Evangelio por todo el mundo.

El profeta Isaías tuvo un encuentro con Dios y él lo mostro su trono y su gloria. Y dijo: hay de mi que soy hombre muerto porque soy pecador, pero vino un ángel con un carbón encendido y limpio su pecado.

Hoy el Reino de los cielos se ha acercado a algunos de ustedes que no tienen salvación, pero Dios te la ofrece ahora.

LLAMADO EVANGELÍSTICO

Después oí que el Señor preguntaba: «¿A quién enviaré como mensajero a este pueblo? ¿Quién irá por nosotros?». —Aquí estoy yo—le dije—. Envíame a mí. Y él me dijo: —Bien, ve y dile a este pueblo. (Isaías 6:8-9 NTV)

Como le fue preguntado al profeta Isaías, Dios nos pregunta a nosotros: ¿Quién será mi mensajero? ¿Quién ira por nosotros?

Comentarios

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros colaboradores para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

 

×